¿Los perros deben comer huesos, es un mito?

ampliada hueso

La respuesta es no. No deben comer huesos de ningún tipo, ni de pollo ni de vaca. Es muy común observar en la clínica diaria perros que llegan en carácter de urgencia por haber tragado un hueso entero o una astilla.

Nos solo los huesos de pollo son peligrosos, también los de vaca. Estos pueden romperse o astillarse debido a la masticación y ser tragados por el animal. En el estómago o intestino del perro pueden provocar graves heridas y perforaciones con hemorragias internas graves que no dan tiempo al Médico Veterinario a subsanar la emergencia.

Los huesos pequeños o grandes que se astillan pueden quedar impactados en cualquier parte del trayecto digestivo, causando incluso la muerte del animal.

Los perros no necesitan ingerir huesos, ellos no les aportan ningún nutriente. Solo les puede traer graves problemas.

Para reemplazar el juego, existen huesos de cuero sin metales pesados y sin químicos adicionados para el blanqueado, hay que seleccionar los aptos y saludables.