Obesidad y sobrepeso en perros y gatos

La obesidad se define como una acumulación excesiva de grasa en el cuerpo. Es un problema médico importante con graves implicaciones para la salud de los animales. El aumento de peso excesivo, puede afectar gravemente a la calidad de vida de perros y gatos: generar problemas cardíacos, osteoarticulares y otras enfermedades que puede reducir la esperanza de vida del animal.

¿Cuáles son las principales causas de obesidad en nuestros animales?

Al igual que en los humanos, el sedentarismo y la comida “basura” también están afectándolos a ellos. Según estudios recientes, una de cada tres mascotas que vive en los países occidentales es obesa. La obesidad es el principal problema nutricional en perros y gatos.

Tanto perros como gatos puede ser obesas porque sufren de hipotiroidismo (un 25% de perros obesos la padecen), han sido castrados, tiene problemas de estrés o está afectada por el síndrome de Cushing, etc.

Otras causas  pueden ser genéticas ya que algunas razas de perros y de gatos son más propensas que otras a engordar:

Perros: Mestizos, Labrador Retriever, Collie, Basset Hound, Rottweiler, Golden Retriever, Bullmastiff, Carlino, Pekinés, Beagle, Perro Pastor de las Shetland, entre las más frecuentes.

Gatos: Mestizos, Maine Coon, Bosque de Noruega, Neva Masquerade y Cornish Rex.

¿Cómo puedo saber si mi perro o gato tiene sobrepeso?

  • El abdomen es tan ancho como el pecho. Tiene grasa acumulada en el área lumbar y en la base de la cola.
  • El peso corporal supera entre el 15 y el 30 % de su peso del estándar de la raza o tipo de animal.
  • Al palpar el tórax, debido a la capa de grasa, no podemos contar las costillas.
  • Le cuesta desplazarse, juega menos y al menor movimiento se ahoga y se cansa.
  • Es incapaz de dejar de comer mientras tiene comida en el plato.

De todos modos, a la menor sospecha de que nuestro perro o gato padece obesidad, lo mejor que podemos hacer es consultar al Médico Veterinario para que nos haga un diagnóstico correcto.

¿Qué problemas puede traer la obesidad?

Artrosis, rupturas de ligamentos, hernias de discos, cardiopatías, alteraciones digestivas (flatulencias, estreñimiento), trastornos hepáticos (hígado graso), alteraciones de las funciones reproductoras (la obesidad es la primera causa de infertilidad en las perras, cuyo ciclo sexual estará alterado; además podrán tener grandes dificultades en el momento del parto), predisposición a la diabetes, etc.

¿Cómo prevenir y solucionar la obesidad?

El tratamiento consiste en la adaptación de la dieta balanceada y cambios de hábitos alimenticios. El animal por sí solo, no tiene posibilidad de revertirla, ya que depende únicamente de su dueño.

  • La pérdida de peso debe ser siempre progresiva y gradual, hay que tener paciencia y establecer objetivos realistas (siempre monitoreada por un Médico Veterinario).
  • Suministrar alimentos balanceados que en su composición contengan carnitina ya que estimula la utilización de grasas a nivel mitocondrial y garcinia cambogia que actúa como un “quemador de grasas”
  • No cifrar todas las expectativas en dietas muy altas en fibras y prestar atención a los aportes calóricos que los alimentos balanceados proporcionan, ya que algunos llamados “light” o “bajas calorías”, lo son respecto a los alimentos de su propia línea.
  • Habrá que fraccionar la ración a lo largo del día, en varias ingestas diarias.
  • Hacer que el animal beba mucha agua.
  • Seguir un control del peso del animal.
  • No darle nunca las sobras de nuestra comida, el alimento balanceado ya tiene todos nutrientes que necesita.
  • Que realice ejercicio con regularidad.
  • Suprimir “premios”, todas las golosinas ricas en azúcares, en almidón o en grasas.

Como se ha descripto al principio de esta nota, es un trabajo arduo, de constancia y paciencia por parte del propietario para que el descenso de peso se logre de manera paulatina, que es la forma más saludable de hacerlo para la salud de nuestros amados animales.

Por Sandra Rivadulla – Médica Veterinaria – Máster Internacional en Tecnología de los alimentos.